Coherencia en el diseño

Hay muchos detalles que valorar cuando planteamos un diseño, pero sea cual sea el ámbito en el que lo vamos a ejecutar hay algo que debemos tener siempre muy en cuenta: hay que plantear un diseño adecuado a la imagen del cliente y a la vez conseguir que ese diseño lo haga fácilmente identificable.

Y es que la misión más importante del diseño es sin duda transmitir un mensaje a la persona o personas que lo reciben por alguno de los múltiples canales disponibles.

En unos casos este mensaje llega en forma de logotipo, otras en forma de anuncio publicitario, otras en forma de anuncio institucional o corporativo, otras en material comercial, etc. pero sea cual sea el medio por el que el cliente potencial reciba tu mensaje, este siempre debe ser coherente y adecuado a ti.

Por ejemplo, no podemos utilizar para crear la imagen de un bufete de abogados una tipografía y unos colores que nos recuerden a un parque infantil ya que con esto lo que vamos a conseguir es sacar al bufete de su contexto y que la gente no asocie de ninguna manera su imagen a su actividad. A parte de esto, es evidente que si un posible cliente ve ese tipo de imagen, no creo que le parezca un bufete de abogados demasiado profesional y directamente vaya a buscar otras opciones.

 

Vamos a verlo de una forma más gráfica

 

 

 

Vosotros, si necesitaseis asistencia legal ¿por que bufete optaríais? Por mi parte lo tengo clarísimo, entre estos dos diseños hay uno que destaca especialmente por se muy llamativo, pero también destaca por no ser nada adecuado para la imagen, sector y servicio que vende quien se está anunciando.

 

Todo lo que estoy contando en este post parece muy obvio, pero si os fijáis, en vuestro día a día es muy fácil que encontréis de forma habitual diseños que no son adecuados, que no reflejan para nada la identidad de la empresa que está detrás de esa imagen y que lo único que hacen es, en el mejor de los casos, que los posibles clientes no valoren tus servicios como deberían y en definitiva, que no te tengan en cuenta.

 

Esto a que se debe y como puedo evitarlo

Esto se debe a no saber plantear un diseño o no tomarse el tiempo necesario en estudiar el mensaje que se pretende transmitir con el diseño. Otro de los motivos que nos encontramos con mucha frecuencia es la ausencia de las manos de un profesional que haya sabido plasmar las necesidades en el diseño.

La solución es fundamentalmente pararnos a analizar el proyecto antes de ejecutarlo, conocer quien es nuestro cliente, saber que mensaje quiere transmitir y a quien quiere transmitirlo, saber cual es el propósito de ese diseño (ventas, información…) y una vez tengamos todos estos puntos atados y completamente claros, ponernos a realizar un diseño adecuado y coherente para conseguir que nuestro mensaje llegue a quien tiene que llegar y sobretodo, que sea un mensaje efectivo.

Y tu, ¿Tienes en cuenta estos detalles al realizar comunicaciones en tu empresa? ¿Cuentas con un profesional para hacerlo?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Elies González
Elies González
Diseñador Gráfico y Web especialista en Wordpress. Freelance en eliesgonzalez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies